Tratamiento integral del cáncer   


Los avances en la ciencia de la salud en las últimas décadas y el desarrollo de la biología molecular para el estudio del cáncer, han permitido la aplicación de tratamientos cada vez más efectivos en la quimioterapia, radioterapia y en cirugía para esta enfermedad.

Quimioterapia:

La quimioterapia consiste en
una combinación de medicamentos que han de ser administrados periódicamente durante un tiempo para eliminar las células cancerosas. 
 El tratamiento, su duración, dosis, fármacos  dependen de factores tan diversos como el tipo de cáncer, su localización y el estado general del paciente.

Terapia Biológica:

La terapia biológica es un tipo de tratamiento que utiliza el sistema inmune del cuerpo para matar las células cancerosas, Consiste en la administración de medicamentos que modulan o refuerzan la respuesta inmunológica del paciente que actúa atacando lugares concretos de las células tumorales.

Terapia hormonal:

La terapia hormonal consiste en la administración de fármacos que bloquean la acción de las hormonas que estimulan el crecimiento de las células cancerosas, se les da a aquellos pacientes que tienen receptores hormonales positivos y  se usa para tratar algunos tipos de cáncer de seno y evita que las hormonas lleguen a estas células.

Radioterapia:

Conocida también como tratamiento de radiación,  se utiliza para reducir el tamaño de los tumores e interrumpir el crecimiento de las células cancerosas, este tratamiento  del cáncer actúa sobre el tumor, destruyendo las células malignas e impidiendo que crezcan y se reproduzcan, pero también destruye los tejidos normales de manera temporal, la ventaja es que las células sanas tienen mayor capacidad de regeneración que las cancerosas, de manera que el cuerpo se recupera de los daños causados una vez que se ha conseguido eliminar el tumor y se termina el tratamiento.

La radioterapia puede administrarse bien como tratamiento único o como complemento de la cirugía o la quimioterapia.

La intervención quirúrgica juega un papel esencial en el tratamiento de la enfermedad neoplásica, es así que ofrecido en una etapa inicial podría ofrecer una cura, en etapas intermedias proporciona un control y en etapas avanzadas permite ofrecer en algunas ocasiones mejor calidad de vida junto con los cuidados paliativos. El éxito del procedimiento quirúrgico y el pronóstico depende de la evaluación integral del paciente, la estatificación y la conjunción con la quimioterapia, hormonoterapia, terapia biológica y radioterapia.

Tratamiento según el tipo de cáncer


Cáncer de Esófago:
 

 

El cáncer de esófago es una lesión causada por el crecimiento desordenado de células en este órgano. Aunque las tasas de supervivencia han mejorado en los últimos años, el cáncer de esófago generalmente se diagnostica cuando se ha avanzado y es más difícil de tratar. 

En Nicaragua el Cáncer de esófago es una de las 10 primeras causas de cáncer, que afecta a los hombres tres o cuatro veces más que las mujeres.

Tipos de cáncer de  esófago:
· 
El carcinoma de células escamosas
· 
 
El adenocarcinoma (más común) 
·El carcinoma de células escamosas

Síntomas o señales de alerta del cáncer esofágico

Los síntomas del cáncer de esófago a menudo no son evidentes en sus primeras etapas, los pacientes pueden presentar:

·  Dificultad para tragar (disfagia)

·  Dolor, presión o ardor en la garganta o el pecho

·  Pérdida de peso

·  Vómitos

·  Ronquera

·  Hipo persistente

·  Tos crónica

 

Factores de Riesgo

1.   Historia de consumo de tabaco por largo tiempo

2.   El consumo de alcohol

3.   Enfermedad por reflujo gastroesofágico y Esófago de Barrett.

4.   Acalasia: una enfermedad en la cual el esófago no se mueve la comida en el estómago adecuadamente

5.   Tilosis: un trastorno hereditario poco frecuente

6.   Historia de cáncer de cabeza y cuello

7.   Esófago webs: colgajos de tejido que sobresale hacia el esófago, lo que hace difícil tragar

8.   Ingesta de Lejía u otras sustancias cáusticas

 

Como Prevenir:

Dieta balanceada (frutas y verduras), combate el tabaquismo, disminuye la ingesta de bebidas alcoholicas, evita el consumo frecuente de bebidas calientes y trata el reflujo gastroesofágico.

 

Diagnóstico:

·  Los rayos X del tracto gastrointestinal (esofagograma).

·  Esofagoscopia: permite visualizar el interior del esófago y a la vez recoger muestras de células para su análisis.

· La tomografía computarizada se utilizan después de un diagnóstico positivo para determinar la extensión o propagación del cáncer.

 

Tratamiento

La cirugía (Esofagectomía): es el tratamiento más común. Las partes cancerosas del esófago y los ganglios linfáticos vecinos se retiran con reconstrucción con un ascenso gástrico se considera la principal forma de tratamiento para el cáncer de esófago en estadios iniciales a intermedios. Su abordaje puede ser vía abierta o laparoscópica.

 

La quimioterapia: se utiliza a menudo en combinación con la radioterapia.

La terapia fotodinámica: productos químicos sensibles al láser se inyectan en el sitio del tumor. Un rayo láser a continuación, los objetivos de las sustancias químicas para destruir el tumor.  


CÁncer DE CoLON Y RECTO:


El cáncer de colon ha aumentado su frecuencia en los últimos años. La mayoría de los cánceres de colon ( más del 50%) se encuentran en los primeros seis pies del intestino grueso, el resto en los últimos 10 centímetros (recto). Colectivamente, son conocidos como los cánceres colorrectales. Cuando el cáncer colorrectal se detecta a tiempo, hay casi un 90% de probabilidades de curación. En 80% de los casos la causa no es específica y el otro 20% son hereditarios.

Las personas que tienen un familiar de primer grado con cáncer de colon tienen mayor probabilidad de ser ellos mismos afectados.

 

Los síntomas

·A menudo no hay síntomas de cáncer de colon en sus primeras etapas. La mayoría comienza como un pólipo, que pueden crecer y sangrar u obstruir el intestino.

· Los síntomas incluyen:

·  Sangrado rectal

· Sangre en las heces o el inodoro después de evacuar

· Diarrea prolongada

· Un cambio en el tamaño o la forma de las heces

· Dolor abdominal o dolor de tipo cólico en la parte baja del estómago

·Una sensación de malestar, peso o de necesidad de tener una evacuación intestinal.

 

Factores de Riesgo:

·  Edad: El cáncer de colon es más común en personas mayores de 50 años.

·Antecedentes familiares: El riesgo es mayor con antecedentes familiares (especialmente los padres, hermanos) de cáncer de colon o pólipos adenomatosos. Aproximadamente el 5% de este grupo tiene una predisposición al cáncer colorrectal hereditario no asociado a poliposis (síndrome de Lynch), una rara enfermedad que generalmente ataca a personas entre 30 y 50.

·  Peso: La falta de actividad física y la obesidad son factores de riesgo.

· Dieta: Una dieta alta en grasas, especialmente grasas de origen animal, puede aumentar el riesgo.

· Fumar cigarrillos y el alcohol:

 

Reduciendo Su Riesgo:

· Comer por lo menos cinco porciones de frutas y verduras por día, alimentos ricos en fibras.

· Limitar la ingesta de grasas

·  Hacer ejercicio con regularidad

·  Mantener el peso ideal

·  Dejar de fumar

· Limitar el consumo de alcohol

 

Es importante la realización de exámenes periódicos intestinales?

Pruebas de detección y diagnóstico: a partir de los 50 años

· Colonoscopia.

·  Prueba de sangre oculta en heces o prueba inmunoquímica fecal.

·  Sigmoidoscopia flexible.

·  Enema de bario de doble contraste.

· Colonoscopia virtual: Se bombea aire en el colon para expandirlo para una mejor imagen y se visualiza a traves de la tomografía computarizada o resonancia magnética.

· Examen rectal digital: El médico introduce un dedo enguantado en el recto para detectar pólipos u otras irregularidades.

· Antígeno carcinoembrionario (CEA): Un análisis de sangre de esta sustancia o marcador tumoral, producida por algunos tumores cancerosos. Esta prueba también se puede utilizar para medir el crecimiento del tumor o evaluar si el cáncer ha reaparecido después del tratamiento.

 

La nutrición balanceada, la detección de sangre oculta en eses y la realización de colonoscopia constituye la principal forma de prevención y detección temprana de este cáncer. En los individuos con mayor riesgo con antecedentes familiares de cáncer de colon o pólipos o antecedentes personales de enfermedad inflamatoria intestinal, la investigación puede tener que comenzar antes.

 

Tratamiento

Cirugía: es el tratamiento más común para el cáncer de colon y recto. En función del estadio y la localización del tumor se utilizan los distintos métodos quirúrgicos

         Escisión local del pólipo o tumor.

         Polipectomía: a traves del colonoscopio se elimina el pólipo.

         Colectomía: Este procedimiento también se llama resección segmentaria o hemicolectomía con reconstrucción del tránsito intestinal.

         Resección y colostomía: Si el colon no pueden volverse a unir después de la extirpación del cáncer, se realiza una colostomía. El segmento del colon se corta y el estoma (orificio) se adhiere a la pared abdominal.  Las colostomías pueden ser temporales o permanentes.

 

En casos avanzados se suma al tratamiento la quimioterapia y la radioterapia para tumores de la parte baja (recto sigmoides), en los que la cirugía indicada seria resección de recto trans-anal, resección de recto trans-abdominal y resección abdominoperineal baja.

Es importante señalar que la mitad de los pacientes con cáncer colorrectal desarrollarán diseminación al hígado (metástasis),  momento en el cual la hepatectomia forma parte del tratamiento de  estos pacientes, esto es auxiliado por quimioterapia antes o después de resección de las metástasis.

Terapia de Radiación: se utiliza con mayor frecuencia en los cánceres de recto, o aquellos que no pueden ser tratados con cirugía.

Quimioterapia: se puede utilizar para reducir los tumores de recto antes de la cirugía, o para alargar el tiempo de supervivencia después de la cirugía.

 

Es posible la cura cuando mas temprano se diagnostique el Cáncer Colorectal. En el estadio avanzado el cáncer colorrectal puede estenderse a través de los ganglios linfáticos y de la vía sanguínea alcanzar el hígado, esto puede ocurrir hasta en la mitad de los pacientes. Aun así el paciente puede recibir tratamiento e incluso resección del tumor hepático.

CÁncer DE HÍGADO:

Se denomina así al tumor maligno del  hígado. El cáncer del hígado puede ser primario (originado en el propio hígado) o secundario (metástasis de otros órganos). Es el tumor primario del hígado más frecuente, es maligno, y ocupa el sexto lugar entre los cánceres que cobran más víctimas a nivel mundial.

Presenta una creciente incidencia entre la población con antecedentes de ingesta alcohólica y de infección por virus de hepatitis B y C. Aunque mayores casos se han presentado entre la población con síndrome metabólico (sobrepeso principalmente). Más de la mitad de los individuos con carcinoma hepatocelular es portadora de cirrosis causada por alcoholismo o por hepatitis crónica de origen viral.

Los síntomas:

Generalmente los tumores del hígado son asintomáticos en su fase inicial. Algunos síntomas inespecíficos pueden estar relacionados con los tumores hepáticos.

·  Dolor abdominal o malestar

· Pérdida del apetito

·  Ictericia

· Aumento del perímetro abdominal

·  Distensión

· Deterioro clínico en los pacientes portadores de hepatitis crónica y otros.

 

Factores de Riesgo:
· Consumo excesivo de alcohol
· Enfermedades Metabólicas hepáticas
· Hermocromatosis, porfiria cutánea
· Cirrosis biliar primaria o Hepatitis autoinmune
· Alimentos contaminados por Aflatoxinas y Asperillus
· Uso de hormonas(Andrógenos)
· Solventes industriales
· Hepatitis no alcohólica
· Síndrome Metabólico y tabaquismo

 

 Diagnóstico

El diagnóstico suele realizarse con una prueba imagenológica, preferiblemente tomografia computarizada (TC) con patrón vascular dinámico (wash-out) en fase portal y altos niveles de alfa fetoproteínas.

Tratamiento:

En dependencia del tamaño del tumor y compromiso vascular el tratamiento es quirúrgico, sea trasplante hepático o resección (hepatectomia). La hepatectomia está indicada por considerarse que puede ofrecer cura, con una tasa de sobrevida de 60% a los 5 años cuando hay lesiones menores de 5 cm. Aunque se han desarrollado otras técnicas como parte del tratamiento del Carcinoma hepatocelular como la ablación por radiofrecuencia (aplicación de calor local en la lesión), ablación con alcohol y la quimioembolización arterial intrahepática (TACE) que mejora la sobrevida en comparación con la quimioterapia sistémica o paciente que no recibe ningún tipo de tratamiento.

Como Prevenir:

Algunos factores de riesgo pueden ser controlados o evitados

· Tratamiento del alcoholismo y tabaquismo

· Vacuna contra la Hepatitis B

·  Medidas de prevención de la Hepatitis C

·  Tratamiento de la Hepatitis crónica

· Evitar medicaciones sin orientación médica.
 

CÁncer DE PULMÓN:

Asociado al fumado principalmente, el cáncer de  pulmón permanece entre los cánceres que cobran mas víctimas, con creciente afectación entre las mujeres. La observación del compromiso del árbol bronquial (broncoscopia) y la videotoracoscopia forman parte del abordaje diagnostico. Sin mayor compromiso del árbol bronquial, la resección del parénquima pulmonar (lobectomía) o del pulmón  (neumonectomia) ofrece la posibilidad de cura. Con el advenimiento de quimioterapia mas eficaz y agentes biomoleculares se ha ofrecido una mejor sobrevida a estos pacientes.

CÁncer DE CUELLO DEL ÚTERO:

El cáncer cervical es uno de los cánceres más comunes de los órganos reproductivos. La mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino es causado por la infección por el virus del papiloma humano (VPH). En Nicaragua el Cáncer del cuello del útero es la principal causa de cáncer entre las mujeres.

Antes que cáncer de cuello uterino aparezca, las células pasan por cambios precancerosos conocido como displasia, en los que las células anormales comienzan a aparecer en el tejido del cuello uterino. La prueba anual de Papanicolaou busca cambios en las células del cuello uterino que pueden conducir al cáncer cervical. Las posibilidades de éxito del tratamiento del cáncer son más altas cuando se detecta a tiempo.

Tipos de cáncer de cuello del útero

Hay dos tipos principales de cáncer del cuello uterino; La más frecuente (90%) son carcinomas de células escamosas. Los otros 10% son adenocarcinomas.

El factor más importante de pronóstico es el estadio del cáncer, que determina las opciones de tratamiento y los resultados.

Las opciones de tratamiento son las mismas independientemente del tipo de cáncer de cuello uterino.

 

Los síntomas

En sus primeras etapas, por lo que las pruebas de Papanicolau regulares son tan importantes, en particular para las mujeres sexualmente activas. Informe a su médico inmediatamente si presenta alguno de los siguientes síntomas:

1. El flujo vaginal teñido de sangre

2. Sangrado después de tener relaciones sexuales

3.Sangrado anormal: después de la menopausia, entre los períodos menstruales o excesivamente períodos abundantes

4. Aumento de la frecuencia urinaria

5. Dolor

6. Inflamación de la pierna (se ve en los casos más avanzados)

 

Los factores de riesgo

El cáncer de cuello uterino es altamente prevenible. Regular frotis de Papanicolaou no sólo detectar las células cancerosas, pero también cambios anormales en el cuello del útero que pueden llegar a convertirse en cáncer en un período de 10 a 15 años .

Un virus de transmisión sexual llamado virus del papiloma humano (VPH) causa casi todos los casos de cáncer de cuello uterino. Aunque la mayoría de las mujeres infectadas con el VPH no desarrollan cáncer, debes estar conscientes de ese riesgo, y obtener pruebas de Papanicolaou con regularidad.

 

El VPH se pueden clasificar en dos grupos:

Bajo Riesgo - Dos de las cepas de VPH de bajo riesgo son 6 y 11.

Alto riesgo - Dos tipos de alto riesgo del VPH, las cepas 16 y 18.

 

Otros factores de riesgo:

·  Edad: El riesgo de cáncer cervical aumenta con la edad, en mayores de 40 años. Sin embargo, mujeres jóvenes a menudo presentan lesiones precancerosas que requieren tratamiento para prevenir el cáncer.

·  Fumar: Aumenta el riesgo de los cambios precancerosos en el cuello del útero, especialmente en mujeres con VPH.

·  Comportamiento sexual: tener múltiples parejas sexuales o parejas de alto riesgo, pueden aumentar el riesgo de contraer la infección por VPH.

· La falta de pruebas regulares de Papanicolaou.

· Enfermedades de transmisión sexual: Las mujeres con una ETS tienen un riesgo mayor de cáncer de cuello uterino.

·  Dietilestilbestrol de la exposición antes del nacimiento

· Infección por el VIH

·Debilidad del sistema inmunológico.

  

Prevención del Cáncer Cervicouterino

·  Vacuna contra el Virus del Papiloma Humano

·La vacunación de rutina se recomienda para mujeres entre los 11 a 26 años. Esta es más eficaz cuando se administra a las niñas entre las edades de 11 a 12. Tres dosis de la vacuna se administra mediante inyección durante un período de seis meses.

 

Prueba de Papanicolaou

La prueba de Papanicolaou: es un procedimiento de selección utilizado para detectar células anormales en y alrededor del cuello del útero.

Un resultado anormal puede significar la inflamación del cuello uterino, infección por tricomonas o levaduras, u otras causas. En las mujeres posmenopáusicas, la prueba de Papanicolaou puede detectar células anormales en el glandulares que podrían indicar cáncer de endometrio.

Las mujeres deben comenzar hacerse la prueba de Papanicolau a los tres años de haber iniciado las relaciones sexuales vaginales y no después de 21 años de edad.

A los 30 años, las mujeres con tres o más exámenes consecutivos con resultados normales pueden hacerse la prueba con menos frecuencia. Esto depende de factores de riesgo y se debe discutir con el médico.

Las mujeres que han recibido tratamiento para la displasia cervical (lesión precancerosa) o el cáncer puede necesitar una prueba de Papanicolaou con mayor frecuencia si así lo recomienda el médico.

Si ha usted se le realizado una histerectomía por una razón que no sean las lesiones precancerosas o cáncer, y tienen pruebas de Papanicolau normales, entonces puede hacerse el PAP con menos frecuencia. Pero incluso si el cuello del útero fue removido durante la histerectomía, exámenes pélvicos regulares todavía se recomiendan para detectar células precancerosas en el área de la vagina y la vulva, especialmente para aquellos que han estado expuestas al VPH.

 

Detección del cáncer de cuello del útero

La investigación para mejorar los métodos de detección y detección del cáncer de cuello uterino son permanentes.

Espectroscopia fluorescente: Este método utiliza la luz fluorescente para detectar cambios en las células precancerosas en el cuello del útero .

Si usted tiene síntomas o los resultados del Pap sugieren presencia de células precancerosas o cáncer del cuello del útero, deben enviarse otros exámenes diagnósticos que a la vez son procedimientos que permiten remover las células precancerosas o el cáncer en un estadio inicial.

 

Colposcopia

Es un examen de diagnóstico para evaluar un área de tejido anormal en el cuello del útero, la vagina o la vulva con un instrumento llamado colposcopio.

 

Biopsia

En una biopsia, el médico extrae una pequeña cantidad de tejido para examinarla bajo un microscopio para verificar si hay células precancerosas o cáncer de las células. La mayoría de las mujeres tienen la biopsia en el consultorio del médico, y no se necesita anestesia.

Los diferentes tipos de biopsias de cuello uterino incluyen:

Biopsia en sacabocados: se obtiene la muestra de tejido con pinzas. Este procedimiento se realiza en el consultorio y no requiere anestesia.

Curetaje endocervical: la muestra de tejido se raspa en un área justo después de la apertura del cuello uterino mediante una legra. Este procedimiento tampoco requiere anestesia.

 

Asa o LEEP (Loop Electro-Procedimiento de Escisión quirúrgica): El LEEP se realiza mediante un pequeño cable calienta para eliminar el tejido y las células precancerosas de cuello uterino. Este procedimiento se puede realizar en el consultorio y requiere anestesia local.

Cono Biopsia: ser remueve una muestra en forma de cono de tejido del cuello del útero, esta muestra en mayor que la biopsia y se realiza con bisturí en un quirófano con anestesia local o general.

 

Cistoscopia y Proctoscopia

Si se diagnostica el cáncer en una fase avanzada, se puede hacer un estudio   endoscópico para ver el interior de la vejiga (cistoscopia) o el ano, el recto y el colon inferior (proctoscopia) y descartar que el cáncer halla avanzado hasta esos órganos.

 

Imágenes: Para obtener más información acerca de la extensión de la enfermedad

Radiografía de tórax

La tomografía computarizada

La resonancia magnética

 

Tratamiento

El tratamiento del cáncer cervical depende de una serie de factores:

· El estadio del cáncer

· El tamaño del tumor

· El deseo del paciente de tener hijos

·La edad del paciente y la salud general

· Embarazo: depende de dos factores: la etapa del embarazo y la etapa del cáncer de cuello uterino.

 

Cirugía

Pequeñas lesiones precancerosas

Los siguientes procedimientos quirúrgicos pueden ser utilizados para las lesiones precancerosas o de tejido canceroso que no se ha diseminado más allá del cuello uterino.

La crioterapia): Este procedimiento quirúrgico, se utiliza un instrumento para congelar y destruir el tejido precanceroso.

La cirugía con láser: Esta cirugía utiliza un rayo láser estrecho para destruir las células precancerosas. Esto no se utiliza en cáncer invasor. Una de las ventajas del tratamiento con láser es su precisión, sino que destruye sólo dentro de tejido enfermo en el cuello uterino.

 

ASA o LEEP (procedimiento de escisión electroquirúrgica con asa): Este procedimiento utiliza la corriente eléctrica pasa a través de un gancho de alambre delgado. Esto se utiliza sobre todo en las lesiones precancerosas bajo anestesia local. La ventaja de este procedimiento es que más del tejido puede ser removido para su evaluación.

 

Cono: Un ginecólogo utiliza el mismo procedimiento que la biopsia de cono para eliminar todo el tejido canceroso. Este procedimiento se puede utilizar en una mujer que tiene un área cancerosa muy pequeñas y que desea conservar la capacidad de tener hijos.

 

Histerectomía:

Esta operación se extirpa el útero y el cuello uterino. Este tipo de histerectomía se realiza sólo en mujeres con cáncer de cuello del útero menos de tres milímetros de profundidad.

 

Salpingo-ooforectomía bilateral:

En este procedimiento, las trompas de Falopio y los ovarios son extirpados al mismo tiempo, como la histerectomía. Si una mujer se acerca a la edad de la menopausia, su médico puede discutir la eliminación de los ovarios y las trompas de Falopio para reducir la posibilidad de que el cáncer reaparezca en uno de esos órganos.

 

Grandes lesiones de cáncer cervical

Los siguientes procedimientos quirúrgicos se pueden utilizar para las grandes lesiones de cáncer de cuello uterino (normalmente de cuatro a cinco centímetros de ancho), pero sólo si es el cáncer de todo ello en el tejido cervical. Si el cáncer se ha diseminado más allá del cuello del útero, los médicos suelen recomendar la quimioterapia en combinación con radioterapia.

 

Trachealectomy: Este procedimiento elimina el cuello del útero y los tejidos circundantes, pero no el útero. Se utiliza para las mujeres que tienen una mayor área cancerosa, pero que desean preservar la capacidad de tener hijos. El procedimiento puede incluir la extirpación de los ganglios linfáticos. Típicamente los pacientes considerados para este procedimiento tiene que tener tumores de menos de dos centímetros de tamaño.

 

Histerectomía radical:

Se es extirpado el cuello uterino, el útero, parte de la vagina y los tejidos que rodean el cuello del útero llamada parametrios. Al mismo tiempo, el cirujano también extrae los ganglios linfáticos cercanos. Dependiendo de la edad de la mujer y el tamaño del tumor, también puede tener una salpingo-ooforectomía bilateral (extirpación de los ovarios y las trompas de Falopio).

 

Radioterapia

La radioterapia se usa para los cánceres que se han diseminado más allá del cuello del útero (II, III o IV) o lesiones muy grandes (más de cuatro centímetros).

La terapia de radiación de alta energía de rayos X u otros tipos de radiación para eliminar células cancerosas o encoger el tumor. La radioterapia se utiliza en lugar de la cirugía en la mayoría de los casos. Sin embargo, a veces es necesario después de la cirugía, si se descubre que el cáncer se ha diseminado fuera del cuello uterino, o para reducir el riesgo de que un cáncer regrese después de la cirugía.

Hay dos tipos de radioterapia:

La radioterapia externa utiliza radiaciones desde fuera del cuerpo hacia el cáncer de cuello uterino. La radioterapia interna utiliza una pequeña cantidad de material radiactivo que se entrega directamente al tumor con implantes.

Interior implantes radioterapia se insertan a través de la vagina hacia el cuello del útero, donde se colocan al lado del tumor mientras el paciente está bajo anestesia. Los implantes de permanecer en el lugar por unos días.

 

Quimioterapia

La quimioterapia se puede administrar por vía oral o se inyecta en una vena o músculo. En la mayoría de los casos, se hace por vía intravenosa durante una visita ambulatoria con quimioterapia sistémica.

Quimioterapia regional es la quimioterapia que se coloca directamente en un órgano o una cavidad del cuerpo, como el abdomen. Casi todos los pacientes con cáncer de cuello uterino en buen estado de salud que reciben radiación para el estadio II o superior, se ofrecerá la quimioterapia.

SARCOMA:

Se denomina así al tumor maligno que afecta al tejido  muscular, principalmente en las extremidades o en la cavidad abdominal. Cuando compromete simultáneamente al tejido óseo se denomina osteosarcoma. El tratamiento puede ser desde la resección local amplia hasta la amputación del miembro afectado, seguido de quimio y radioterapia en dependencia del tipo histológico.

CÁNCER GÁSTRICO:

Este es uno de los tumores digestivos más frecuente. A pesar que el cáncer de estómago o gástrico ha disminuido a nivel  mundial en los últimos 60 años, en Nicaragua constituye una causa importante de muerte por cáncer principalmente entre la población profesionalmente activa. La presencia de cáncer de estómago está relacionado con las diferencias en la dieta, la infección por Helicobacter pylori y el medio ambiente. Lamentablemente el cáncer de estómago no da síntomas específicos en  las primeras etapas. Y cuando los síntomas se hacen evidentes, que inicialmente pueden ser confundidos con otros problemas estomacales menos graves, como la indigestión y la acidez, se hace un retraso en el diagnóstico y tratamiento.

 

El tratamiento curativo constituye la cirugía, sin embargo esta debe ser ofrecida siempre y cuando no haya mayor compromiso abdominal o sistémico. Para clasificar la condición del tumor en el paciente (estadiaje), algunas veces es necesario realizar una valoración previa por vía laparoscópica o Laparotomía exploratoria más yeyunostomia. En etapas muy iniciales, cuando el tumor está en el sitio se puede remover a través de un abordaje endoscópico (mucosectomia).

 

Tipos:

El adenocarcinoma es el tipo más frecuente, se desarrolla en las células que recubren el estómago llamada mucosa gástrica, esto ocurre a menudo después de un cambio precanceroso. El cáncer se puede desarrollar en cualquier parte del órgano y extenderse a otras partes del cuerpo.

Los otros tipos son:

Linfoma

Tumor del estroma gastrointestinal: también llamado sarcomas gástrico o GIST.

Tumor carcinoide

 

Los síntomas:

·  Dolor abdominal o malestar

·Pérdida del apetito

·  Acidez e Indigestión

·  Náuseas y vómitos

· Distensión

· Diarrea o estreñimiento

·  Sensación de llenura después de comer pequeñas cantidades de alimentos

·  Con sangre o heces de color negro

· Fatiga y Pérdida de peso involuntaria

 

Factores de Riesgo:

·  El consumo de alimentos conservados, ahumados, ensalados y enlatados

·  Infección por el Helicobacter pylori

·  Deficientes condiciones de higiene y salubridad

·  Género: afecta más a hombres, principalmente con sobrepeso o obesidad.

· El abuso del tabaco y el alcohol

· Disposición genética: antecedente en familiares inmediatos de cáncer, colon hereditario no asociado a poliposis cáncer (HNPCC), síndrome de Down y el síndrome de Li-Fraumeni,

·  Sangre tipo A, Anemia perniciosa y Gastritis atrófica crónica

· Edad: mayores de 55 años de edad.

·  Origen étnico: más frecuente en los hispanos y los afroamericanos

·  Cirugía Bariátrica previa

·  Medio Ambiente: trabajadores de las industrias del caucho, metales, carbón y madera

 

Mejorar la nutrición y uso de aparatos de refrigeración y consumo de  grandes cantidades de frutas, verduras y granos integrales reduce el riesgo probable.

 

 

Pruebas de diagnóstico para el cáncer de estómago:

·  Historia clínica del paciente

·  Los rayos X del tracto gastrointestinal (gastroesofagograma)

· La presencia de sangre oculta en heces

·  Endoscopia Digestiva

·  Ultrasonido endoscópico

·  Tomografía computarizada de abdomen

 

Tratamiento:

Los tratamientos para el cáncer gástrico son la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia. Estos tratamientos pueden ser administrados solos o en combinación con otros. El tratamiento para el cáncer gástrico depende del tamaño, ubicación y estadio del cáncer, junto con su salud en general.

Cirugía:

La cirugía de resección del estómago se denomina: Gastrectomía , y puede ser total o subtotal con extirpación de los ganglios linfáticos vecinos y reconstrucción del tracto digestivo con el intestino delgado.

 

En la quimiorradioterapia para cáncer de estómago se combina la radioterapia y la quimioterapia para prevenir el crecimiento del tumor y para reducir los síntomas derivados del tumor.
 

CÁncer DE PÁNCREAS:

 

El cáncer pancreático o del páncreas se produce en las células de las glándulas o conductos de este importante órgano que tiene produce sustancias (enzimas) que básicamente dos funciones diferentes: enzimas que ayudan a digerir los alimentos en el intestino delgado y hormonas como la insulina, que son secretadas al torrente sanguíneo para el metabolismo de la glucosa.

La mayoría del cáncer pancreático se desarrolla en estas células por lo que se denomina adenocarcinoma. El riesgo de cáncer de páncreas aumenta con la edad, con mayor prevalencia entre la 6ta a 7ma década de la vida.

Afecta la cabeza del páncreas en 60%, cuerpo 20%, difuso en 15%, y la cola del páncreas en 5%.

 

Tipos

Adenocarcinoma: en las células del revestimiento del conducto pancreático. Representa el 95% de los casos.

 

Carcinoma de células de los islotes: afecta las células que secretan una variedad de hormonas. Los tumores pueden ser funcionales y producen cantidades anormalmente altas de hormonas, o no funcional que no producen hormonas. La mayoría de los tumores de células de los islotes son malignos, pero algunas son benignas, tales como tumores de células productoras de insulina en los islotes denominado Insulinoma.

Pancreatoblastoma: muy poco frecuente, que suele presentarse en niños pequeños.

Neoplasia seudopapilar del páncreas ocurren principalmente en mujeres jóvenes con un aumento de su incidencia en los últimos años.

Sarcomas y linfomas se puede producir en el páncreas, pero son extremadamente raros.

 

Síntomas

El cáncer de páncreas a menudo se desarrolla sin síntomas tempranos, la mayoría de los síntomas surgen debido a la ubicación del páncreas y su relación con los órganos del sistema digestivo.

Entre los síntomas se incluyen:

· Ictericia ocurre cuando la bilirrubina, sustancia producida en el hígado, se acumula en la sangre. Normalmente, la bilirrubina es liberada del hígado a través del conducto biliar y pasa por el páncreas justo antes de desembocar en el duodeno. Sin embargo, si el conducto biliar se obstruye, los niveles de bilirrubina en sangre aumentan, lo que se manifiesta en el tono amarillento de la piel y ojos.

· Cambio de color en la orina y las heces: orina de color oscuro (coluria) y las heces se tornan gris o blanco-tiza (acolia).

· Dolor se produce cuando el tumor presiona dentro del páncreas o se infiltra en los nervios cercanos. El dolor puede ser un dolor sordo, una sensación de hinchazón o llenura o un malestar tipo de grabación. Los pacientes a menudo se encuentran el dolor difícil de describir.

· Indigestión, falta de apetito, náuseas, pérdida de peso. Estos síntomas pueden ocurrir cuando el tumor pancreático comprime  el estómago o intestino delgado.

· Diabetes de aparición súbita puede ser un síntoma temprano de cáncer de páncreas, así como un factor de riesgo.

 

Factores de Riesgo

· Edad: El riesgo aumenta considerablemente a partir de los 50 años de edad.

· Raza: las personas de raza negra son más propensos a tener cáncer de páncreas que otros grupos étnicos.

·  Fumar: constituye quizá el mayor factor de riesgo.

· Historia familiar: El cáncer de páncreas, se repite en algunas familias. Los genes responsables exactas no han sido plenamente identificados, pero los cambios en el ADN que aumentan el riesgo de una persona para otros tipos de cáncer también puede aumentar el riesgo de cáncer de páncreas.

·  Obesidad: Las personas con un índice de masa corporal de más de 30 son más propensos a desarrollar cáncer de páncreas.

· La pancreatitis crónica está relacionada con un riesgo ligeramente mayor de cáncer de páncreas.

· Diabetes de aparición súbita: La diabetes puede ser tanto un factor de riesgo y un síntoma temprano de cáncer de páncreas. Aunque esta relación no es exactamente conocida. En los diabéticos, un cambio repentino en el control de azúcar en la sangre también puede ser un factor de riesgo.

Los síntomas por lo general se desarrollan gradualmente.

 

Diagnóstico:

Los exámenes de diagnóstico para el cáncer de páncreas incluyen:

La tomografía computarizada: constituye la prueba principal para establecer la etapa del cáncer de páncreas, y determinar si un tumor puede ser extirpado quirúrgicamente.  Se visualiza como masa sólida irregular isodensa con obstrucción abrupta del conducto  pancreático principal del colédoco al mismo nível.

 

Ultrasonido de abdomen: ayuda a determinar el tamaño del páncreas y posiblemente la presencia y tamaño de un tumor pancreático.

Ecografía endoscópica: consiste en un endoscopio especial dotado de una sonda de ultrasonido y una pequeña aguja en el extremo. Se procede a tomar la biopsia del páncreas a través del duodeno.

La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica o CPR) es un procedimiento en el que se realiza imágenes radiográficas de los conductos biliares extrahepáticos (colédoco y hepático) a través de un endoscopio desde la desembocadura de estos conductos a nivel de la segunda porción del duodeno. Si los conductos están bloqueados por un tumor, un tubo fino, o stent, se puede insertar en el conducto para desbloquearlo. El stent se deja allí para mantener abierto el conducto.

Exámenes de sangre: Algunos análisis de sangre, conocido como marcadores tumorales, el antigeno carbohidrato (CA19-9) y el antígeno carcinoembrionario (CEA) pueden presentan elevaciones ante la presencia del cáncer de pancreas.

Resonancia Magnética: permite mostrar imágenes del páncreas y el tumor y su relación con las estructuras vasculares con mayor claridad.

Tomografía por Emisión de Positrones (PET Scan) se utiliza un marcador especial de un tipo de azúcar radiactivo. Las células cancerosas se ven más brillantes en las imágenes, ya que absorben más azúcar que las células normales.

 

CT-aspiración con aguja fina guiada: La TC ayuda al médico a localizar el tumor y guiar una pequeña aguja a través de la piel y el abdomen y en el páncreas para obtener una muestra de tejido.

 

Laparoscopia: Constituye una herramienta en el estadiamiento del tumor de páncreas aunque no se realiza para diagnosticar el cáncer de páncreas, se puede utilizar para buscar evidencia de que el cáncer se ha diseminado a otros órganos, tales como los intestinos, hígado, ganglios linfáticos, y estómago.

 

Cirugía

La cirugía puede ofrecer la cura en casos muy seleccionados, cuando es posible extirpar extirpar todo el tumor y está limitado al páncreas únicamente. Infelizmente solo un pequeño porcentaje de los pacientes podrán beneficiarse de la resección quirúrgica.

La cirugía más utilizada para es Duodenopancreatectomia también conocida como  procedimiento de Whipple:

La cirugía consiste en la remoción parcial del páncreas (cabeza y parte del cuerpo), la vesícula biliar y colédoco, totalidad del duodeno y una pequeña porción de yeyuno. Se reactiva el tracto digestivo, pancreático y biliar con el intestino delgado, generalmente con un asa llamada en Y de Roux. Puede ser preservada la primera parte del duodeno llamado píloro para conservación de las funciones de vaciamiento del estómago.

En algunos casos es necesario practicar una pancreatectomía total, que elimina todo el páncreas y el bazo, se utilizaba para los tumores en el cuerpo o la cabeza del páncreas. En estos casos el paciente puede presentar diabetes y ser totalmente dependiente de la insulina inyectada.

En casos avanzados la doble derivación digestiva y de la vía biliar mejora la calidad de vida, al igual que el drenaje biliar percutáneo o endoscópico.

  

Quimioterapia

Los pacientes con potencialmente resecable (extraíble) tumores pancreáticos puede recibir la quimioterapia antes o después de la cirugía. La quimioterapia se usa a menudo para tratar el cáncer de páncreas que ha hecho metástasis.

 

Radioterapia

A menudo, los pacientes pueden recibir dosis bajas de quimioterapia junto con radioterapia para aumentar la eficacia del tratamiento. Los pacientes con cáncer de páncreas resecable pueden recibir radioterapia antes o después de la cirugía.

 

Apoyo Nutricional

Muchos pacientes con cáncer de páncreas no tiene ganas de comer, especialmente cuando están incómodos o cansados. Además, los efectos secundarios del tratamiento, tales como dificultad para tragar, náuseas y los vómitos pueden hacer difícil comer.

Los pacientes son animados a tomar en calorías y proteínas suficientes para controlar el peso, mantener la fuerza y promover la cicatrización. Comer cuatro o cinco comidas pequeñas al día de alto contenido de proteínas, alimentos altos en calorías le ayudará a mantener el peso y la fuerza física. 

CÁncer DE Seno: 
 El cáncer de seno o de mama es una de las principales causa de muerte por cáncer en el mundo y en Nicaragua, entre las mujeres es el segundo cáncer más frecuente, éste puede afectar a una de cada 10 mujeres. A pesar de esto, muchas más mujeres sobreviven hoy a esta enfermedad.

Existen diferentes tipos de cáncer de seno:


El carcinoma ductal
es la forma más común de cáncer de mama, los tumores se forman en las células de los conductos de la leche.

El carcinoma lobular ocurre en los lobulillos, que son las glándulas productoras de leche.

El cáncer inflamatorio de mama: una forma rara y agresiva de cáncer de mama que afecta el sistema linfático dérmico.

Cáncer de mama recurrente significa que el cáncer ha regresado después de haber sido detectado por un tiempo, y puede ocurrir en el  mismo seno, o en otros sitios, tales como los pulmones, hígado, huesos o cerebro.

 

Síntomas:

1   Nódulo o masa en tus senos.

2   Agrandamiento de los ganglios a nivel de la axila.

3   Cambios en el tamaño, forma, textura de la piel de la mama.

4   Enrojecimiento de la piel

5   Hundimiento o depresiones en la mama

6   Secreción del pezón

7   Descamación

8   Inversión del pezón


Factores de Riesgo: Hay condiciones que influyen en la aparicioó de cáncer de seno:

1   Edad. La mayoría de los casos de cáncer de seno ocurre en mujeres a partir de los 50 años.

2   Historia familiar. El mayor riesgo es cuando el antecedente familiar de cáncer de seno u ovario (especialmente con la madre, hermana o tía).

3   Hormonas / nacimiento. El riesgo es más alto si tu primer periodo menstrual fue antes de los 12 años y tu último periodo después de los 55 años, nunca haber tenido hijos o  haber tenido el primer hijo después de los 30.

4   Biopsia previa. La presencia de enfermedad benigna de la mama podría resultar en un riesgo de cáncer. Entre otras enfermedades de riesgo de la mama están la hiperplasia atípica y el carcinoma in situ lobular o ductal.

5   Nivel de educación y socioeconómico. Las mujeres con un nivel de educación y socioeconómico alto tienden a tener menos hijos o  su primero después de los 30 años, lo que aumenta el riesgo.

6   Peso. El aumento de sobrepeso y la obesidad después de la menopausia.

7   Alteraciones genética. La presencia de susceptibilidad genética como BRCA1 y BRCA2 son responsable de al menos 10% de todos los casos de cáncer de seno.

 

Entre otros factores de riesgo están:

·  Uso de anticonceptivos orales

· Una dieta alta en grasas saturadas

·  La inactividad física

·  El alcohol (más de una bebida alcohólica al día)

 

Pruebas de detección: Las pruebas de detección del cáncer de mama se realizan en mujeres sanas que no presentan síntomas de forma regular. Los exámenes de detección temprana de cáncer incluyen:

 

Examen clínico de mama por un especialista que debe realizarse una vez al año a partir de 20 años de edad.

Mamografía: se realizan cada año a partir de los 40 años y antes, si existen factores de riesgo. 

Imagen por Resonancia Magnética: auxilia el diagnóstico.

Ultrasonido: este es el examen recomendado en mujeres menores de 35 años que presentan síntomas en la mama.

 

Diagnóstico: Entre los varios procedimientos diagnóstico están:

Biopsia: Las biopsias se pueden hacer de las siguientes maneras:

         Biopsia quirúrgica: a través de una incisión en la mama se localiza y se extrae el tumor mediante palpación o con la ayuda de imágenes radiológicas. Puede ser biopsia por escisión o biopsia por incisión.

         Aspiración con aguja fina (BAAF): una aguja fina y hueca se inserta en el pecho al tumor, y el líquido y las células se extraen del tumor.

         Biopsia central: una aguja más gruesa se utiliza para eliminar una o más pequeñas muestras de tejido de forma cilíndrica del tumor.

 Ampliación de imágenes: procedimiento que proporciona imágenes más detalladas de los tejidos del seno.

Biopsia de ganglio centinela: En los pacientes con cáncer de seno, los ganglios primeros afectados están a nivel de la axilar. Esta biopsia un trazador radioactivo se inyecta en la zona antes de la cirugía. Luego, el cirujano inyecta un tinte azul cerca del sitio del tumor, y se tiñen los ganglios cancerosos, los que son extraído.

Tratamiento

 

Cirugía:

La cirugía es el tratamiento más común, es llamada Mastectomía y consiste en la extirpación de la mama junto con los ganglios linfáticos afectados. En más de la mitad de las mastectomías, la reconstrucción de mama o la cirugía de implante (oncoplástica) se realiza durante el mismo procedimiento, después de que el pecho se quita o bien después de completar el tratamiento integral (quimioterapia y radioterapia).

 

También se puede preservar el resto de la mama (cirugía de preservación del seno) en ciertas paciente en fase inicial o intermedio.

Las técnicas de preservación del seno incluyen:

Cuadrantectomía y Mastectomía parcial.

 

También forman parte del tratamiento en dependencia de la etapa del tumor y en conjunto con la cirugía los siguientes:

 

Radioterapia:

La radioterapia usa rayos de alta energía para destruir las células cancerosas. Hay dos tipos de radioterapia para el cáncer de mama:

La radiación externa: los rayos son dirigidos hacia el tumor desde fuera del cuerpo. Los pacientes sometidos a radiación cinco días a la semana durante un determinado número de semanas.

La radiación interna: pequeños tubos de plástico llenos de material radiactivo se implantan en el pecho en el sitio del tumor y se retiran después de varios días.

 

Las mujeres que han sido sometidos a cirugía de preservación del seno y / o mastectomía puede recibir la radiación después de matar a las células cancerosas persistentes. La radiación también puede ser utilizado antes de la cirugía para reducir tumores grandes o para tratar tumores en un lugar difícil.

 

Quimioterapia

En el cáncer de mama, la quimioterapia se utiliza con mayor frecuencia, ya sea antes o después de la cirugía, o como un tratamiento primario para el cáncer que se ha diseminado fuera del seno al momento del diagnóstico.

 

La terapia hormonal

La terapia hormonal se utiliza para disminuir a las hormonas femeninas (estrógenos, progesterona y estradiol) que estimulan el crecimiento de los tumores de la mama en algunas pacientes. La terapia hormonal puede incluir tomar medicamentos, ya sea por vía oral o por vía intravenosa. El tamoxifeno  y los inhibidores de aromatasa son ejemplo de medicamentos de terapia hormonal. En algunas pacientes que no han llegado a la menopausia se puede considera la cirugía de extirpación de los ovarios como otro tipo de terapia hormonal.

 

Terapia biológica

La terapia biológica es un tratamiento que ayuda al sistema inmunológico del cuerpo a combatir contra el cáncer. El anticuerpo monoclonan trastuzumab  (Herceptin) es un tipo de terapia biológica que se dirige a las células que producen cantidades excesivas de una proteína llamada HER2. Esta proteína está presente en algunos pacientes de cáncer de mama. Herceptin se une a las células, cerrando la producción de HER2.


CÁNCER DE LA PIEL(MELANOMA):

El melanoma es una forma maligna de cáncer de piel que se produce en las células llamadas melanocitos, que producen pigmentos que dan color a la piel. El melanoma suele aparecer como una mancha de color marrón, negro o rojo, o un lunar que comienza a cambiar de color, tamaño o forma. Aunque el melanoma representa menos del 5% de los cánceres de piel, tiene el mayor índice de mortalidad de todo tipo, y tiene más probabilidades de metástasis (diseminación).

El melanoma aparece con más frecuencia en la zona del tronco en los hombres de piel clara y en la pierna en las mujeres de piel clara. En personas de piel oscura, el melanoma aparece con mayor frecuencia en las palmas, las plantas de los pies y la piel debajo de las uñas.

El Melanoma es el cáncer mas agresivo de la piel, con rápido compromiso del sistema linfático, si se detecta a tiempo, el melanoma es potencialmente curable. También existen otros cánceres de piel como el Carcinoma Basocelular y el Carcinoma Epidermoide, pero estos son menos agresivos.

 

Tipos de melanoma cutáneo

Hay cuatro tipos principales de melanoma cutáneo:

· Melanoma de extensión superficial es la forma más común de la enfermedad, por lo general se origina en un lunar preexistente.

· El melanoma nodular es la responsable segunda más común, son más agresivas y generalmente se desarrollan más rápidamente.

· Lentigo maligno aparece tan grande, las lesiones planas más comunes que se encuentran en los rostros de las mujeres de piel clara sobre la edad de 50.

· Melanoma acral lentiginoso ocurre en las palmas, las plantas de los pies o debajo de las uñas. Se presenta principalmente en pacientes de piel más oscura y son extremadamente agresivos y grandes.

 

 

Factores de Riesgo

· Historia familiar de melanoma cutáneo

· Historia personal de melanoma cutáneo

·  Piel dañada por las radiaciones solares

·  Exposición excesiva al sol

· Múltiples manchas en la piel (síndrome de melanoma)

· Manchas o lunares desde el nacimiento

· Quemaduras solares (múltiples)

·  Pecas en la infancia

·  Bronceamiento artificial

· Lunar atípico alterado

· Cabellos claros

·Ojos claros

·  Piel clara

 

Reduciendo Su Riesgo

· No se exponga al sol entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.

· Use protector solar, factor 15 como mínimo.

· Cúbrase: Use una camisa, y sombrero o gorra.

· Usar gafas de sol.

· Proteja sus hijos.

· Evite el uso de camas solares u otras fuentes de luz artificial.

 

Detección

·Asimetría de la lesión

· Bordes irregulares

·  Variación del Color

· Diámetro

·  Evolución

·  Sensación

 

Debe mostrar a un especialista cualquier área de la piel sospecha, que no sana o presenta dolor o cambio en un lunar o peca.

El cáncer de piel no se puede diagnosticar con sólo mirarlo. Si un lunar o área pigmentada de la piel cambia o tiene apariencia anormal, el médico puede optar por biopsia de la lesión.

 

Biopsia

Varias técnicas se utilizan para realizar biopsias de piel. La mas efectiva es la técnica conocida como la escisión local, en el que se elimina toda el área sospechosa con un bisturí con anestesia local.

Tambien pueden ser utilizadas otras tecnicas como: biopsias por punción o biopsia por raspado. La muestra de piel se envía a un patólogo,

 

Después de melanoma ha sido diagnosticado, se realizan pruebas para determinar si las células cancerosas se han diseminado dentro de la piel o a otras partes del cuerpo.

 

Cirugía

En dependencia del tamaño del melano (< de un milímetro de espesor)  generalmente se realiza una escisión local amplia de la piel. La severidad de la cicatriz depende del tamaño, profundidad y localización del melanoma.

En melanomas > de un milímetro de espesor además de una escisión local amplia, se hace una biopsia de ganglios linfático. Se puede optar por hacer una biopsia del ganglio centinela, en los que sólo los ganglios linfáticos cercanos al tumor se quita para detectar el cáncer.

En etapas avanzadas, el melanoma se ha diseminado en la piel a distancia o ganglios linfáticos u otros órganos como los pulmones, el hígado o el cerebro, se puede recomendar la quimioterapia sistémicao la  inmunoterapia para mejorar la calidad de un paciente de la vida.

 

Inmunoterapia

Un número de medicamentos pueden ser inyectado en la piel para tratar el cáncer de piel. El más utilizado es el interferón-alfa.

 

Los injertos de piel

Si una gran superficie de la piel debe ser removida durante la cirugía, un injerto de piel se puede hacer para reducir las cicatrices, es colocado para cubrir el área donde se extirpó el cáncer de piel.

 

Terapia de Radiación

La radioterapia puede usarse para tratar todos los tipos de cáncer de piel. se dirige al sitio del tumor, así como un margen circundante de la piel. Realizado correctamente, la radioterapia puede alcanzar altas tasas de curación con poca o ninguna cicatrización. La radioterapia puede ser combinado con quimioterapia, en la quimio-radioterapia, para tumores avanzados.
 

CÁNCER DE PRÓSTATA:

La próstata es una glándula del sistema reproductor masculino que se encuentran debajo de la vejiga y por delante del recto. Produce el semen, líquido espeso que contiene los espermatozoides. El cáncer de próstata ocurre cuando las células crecen y se multiplican sin control, dañando el tejido circundante e interfiriendo con la función normal de la próstata.  El cáncer de próstata afecta a gran parte de los hombres a partir de los 50 años.

En la fase que existe más de probabilidad de curación la enfermedad no presenta manifestaciones clínicas, la mejor oportunidad de sobrevivir es la detección a tiempo. 

Síntomas:

· Dolor o ardor al orinar

·  Incapacidad para orinar o dificultad para comenzar a orinar

· Necesidad frecuente o urgente de orinar

·Dificultad para vaciar la vejiga por completo

· Sangre en la orina o el semen

· Dolor continuo en la espalda baja, pelvis o muslos

Ninguno de estos síntomas son específicos, pero su presencia debe incitar a buscar una evaluación médica, incluyendo un examen rectal digital de la próstata y PSA sérico, de un urólogo u otro médico.

 

Factores de Riesgo:

· Edad: hombres 50 años o más tienen un mayor riesgo.

· Antecedentes familiares: El riesgo es mayor con antecedentes familiares (especialmente padre, hermano, hijo) del cáncer de próstata.

· Raza: mas frecuente entre hombres de raza negra.

·  Dieta: Una dieta alta en grasas, especialmente de origen animal. Las dietas ricas en frutas y verduras se cree que reducen su riesgo.

 

Evaluación y Pruebas: la detección del cáncer de próstata deben empezar a los 50 años para la mayoría de los hombres, y a los 45 para aquellos con antecedentes familiares (padre, hermano, hijo).

Examen rectal digital o tacto rectal. El médico introduce suavemente un dedo enguantado en el recto para palpar la glándula prostática con aumento o con otras anomalías obvias, como un bulto.

 

Prueba de PSA

El antígeno prostático específico (PSA) es una glucoproteína producida por las células epiteliales de la glándula prostática. Un análisis de sangre mide la cantidad de PSA para evaluar el riesgo de cáncer, ante un valor > de 4.0 ng/dl podríamos estar ante un caso de cáncer de próstata. Sin embargo, no existe una correlación simple entre el nivel de PSA y el estadio de la enfermedad, y niveles elevados también puede indicar las condiciones no cancerosas, como infección o hiperplasia prostática benigna (agrandamiento de la próstata). Además, los niveles bajos de PSA no siempre significa que no hay cáncer. PSA no es específico de cáncer, sino el tejido prostático.

 

Biopsia de próstata

Es el único método definitivo para el diagnóstico de cáncer de próstata, se realiza en todos los hombres con una fuerte sospecha de cáncer.

 

La ecografía transrectal la sonda se inserta en el recto para que el oncólogo puede ver la próstata, entonces con una aguja de calibre fino, se realizan varias tomas para la biopsia.

 

Sistema de clasificación de Gleason

Es el análisis de los tipos de células que aparecen de manera diferente bajo el microscopio. Se utiliza los números 1 - 5 a "grado". En conjunto, la suma de estos dos números es la que le dice al médico qué tan agresivo el tumor aparece bajo el microscopio. Cuanto mayor sea el grado de Gleason, el más agresivo es el cáncer.

 

La cirugía de próstata

Prostatectomía (extirpación quirúrgica de próstata) es el tratamiento más común para el cáncer de próstata, principalmente para la enfermedad en fase inicial. Hay dos tipos de prostatectomía:

Retropúbica: Se hace una incisión entre el hueso del pubis y el ombligo.  Es el tipo más común de prostatectomía.

Perineal: La incisión se hace entre el escroto y el recto, la próstata y se aborda desde la parte inferior, rara vez utilizada hoy en día.

Los pacientes a menudo tienen una opción entre la cirugía y radioterapia, con resultados similares.

 

Cirugía conservadora de nervios

se realiza durante una prostatectomía con el fin de preservar los dos haces neurovasculares junto a la próstata que son responsables de la erección a fin de preservar esta función.

 

Prostatectomía Radical Laparoscópica

implica el uso de un laparoscopio, con pequeñas incisiones se puede quitar toda la próstata. Este procedimiento es más complicado que la cirugía tradicional y puede tomar más tiempo, hay muchos beneficios para el paciente.

 

La radioterapia es una opción de tratamiento primario para el cáncer localizado y localmente avanzado, puede ser utilizada en combinación con la terapia hormonal.

 

Quimioterapia

La quimioterapia generalmente no es un tratamiento estándar para el cáncer de próstata. Sin embargo, la quimioterapia puede ser una opción para los hombres con cáncer de próstata avanzado o recurrente, o que no han respondido a otros tratamientos.

 

La terapia hormonal

La mayoría de los cánceres de próstata son sensible a las hormonas, lo que significa que dependen de la hormona masculina (testosterona) como combustible para el crecimiento del tumor.

La terapia hormonal puede funcionar mejor en las primeras etapas, y en los tumores de grado alto (puntuación de Gleason de 8 o superior).

 

Hay tres tipos de terapias hormonales para el cáncer de próstata:

Ablación androgénica: Bloqueo de la capacidad de las células cancerosas para interactuar con la testosterona a nivel celular. Se utilizan médicamentos como orales.

Agonistas de la LHRH por sobreestimulación de la glándula pituitaria para que libere la hormona luteinizante liberadora de hormona luteinizante (LHRH), que señala los testículos para suprimir la producción de testosterona. Son utilizados medicamentos administrado por inyecciones regulares.

Orquiectomía (extirpación quirúrgica de los testículos) se utiliza para la terapia hormonal estándar para el cáncer de próstata.

 

Como prevenir el Cáncer de Próstata?

No existe una forma especificas de prevención del Cáncer de Próstata. Sin embargo, con hábitos saludables se evitan ciertas enfermedades y el cáncer:

· Hacer mínimo 30 minutos de actividad física diario

· Tener una alimentación rica en fibra, frutas y vegetales.

· Reducir la cantidad de grasa en la alimentación, principalmente la de origen animal

·  Mantener el peso en la medida adecuada

·  Disminuir el consumo de alcohol

·  No fumar


 Tipos de cirugías

 

 

 

 

 

 CÁncer DE ESÓFAGO
· Esofagectomia subtotal de 2 o 3 campos con reconstrucción en ascenso gástrico, con o sin yeyunostomia.

CÁncer GÁstrico
· 
Laparoscopia pre-operatoria (carcinomatosis peritoneal)

· Laparotomía exploratoria más yeyunostomia.
· Gastrectomía subtotal + disección ganglionar + anastomosis entero-entérica.
· Gastrectomía total + disección ganglionar + anastomosis entero-entérica.
· Mucosectomia endoscópica.
· Resección Hepática de Metástasis cuando resecables.

CARCINOMA HEPATOCELULAR 
· Hepatectomia mayor (más de segmentos hepáticos)
· Hepatectomia menor (dos segmentos o menos)

CARCINOMA DE PÁNCREAS
· Duodenopancreatectomia subtotal con o sin preservación del Píloro con reconstrucción en yeyunal en Y de *Roux*.
· Derivación Biliodigestiva.

Cáncer de colon
· Hemicolectomia.
· Colostomía de alivio + resección Limitada.
· Resección Hepática de las Metástasis resecables.
· Resección Pulmonar de las Metástasis resecables.

Cáncer de recto
· Resección de recto trans-anal
· Resección de recto trans-abdominal.
· Resección abdominoperineal baja.
· Resección Hepática de Metástasis resecables
· Resección Pulmonar de Metástasis resecables

Cáncer de Pulmón
· Lobectomía
· Neumonectomia
· Resección por videotoracoscopia.

SARCOMA
· Resección local y amplia del tumor.
· Amputación de miembros y extremidades.

CÁNCER DE SENO
·
Cirugía conservadora más ganglio centinela más linfadectomia axilar.
· Mastectomía con Estadificación quirúrgica de la axila.
· Cirugía reconstructiva de mama. 
· Mastectomía Radical Modificada.
· Ooforectomia Bilateral.
· Resección hepática de las metástasis resecables (triple hormonal positivo)

Cáncer Cervico Uterino
· Conización de lesiones premalignas y cáncer in situ
· Histerectomía Extra facial
· Histerectomía radical + Disección de ganglios iliacos y Paraórticos (Werthein Meiggs)
· Resección de Metástasis Hepáticas resecables

Linfoma
·
Biopsia de ganglio
· Laparotomia exploradora para Resección de tumor (Gastrectomia, esplenectomía, disección de retroperitoneo, etc).

Melanoma
·
Tumorectomia: resección de la lesión / Ampliación de márgenes + linfadenectomia del ganglio centinela + linfadectomia inguinal/axilar + colgajo cutáneo o injerto. 

Cirugía Hepatobiliopancreática

 

El mayor conocimiento de la anatomía y fisiología del hígado, el desarrollo en la técnica de la resección hepática, en la anestesia y en los cuidados intensivo, ha permitido la aplicación de la Cirugía Hepática, con resultados muy satisfactorios (mortalidad menor a 5%, y sobrevida de 36 a 70% en 5 años para el hepatocarcinoma y metástasis colorectal y neuroendocrino). Constituyéndose en una herramienta fundamental en el tratamiento de los pacientes con tumores hepáticos tanto primario como en las metástasis, contribuyendo efectivamente a aumentar la expectativa de vida de estos pacientes. Así mismo, con el auxilio del abordaje no intervencionista, estos principios son aplicados como tratamiento paliativo en las Enfermedades Hepatobiliopancreáticas: Hipertensión Portal, Ascitis Refractaria y Obstrucción Biliar maligna y benigna, estableciéndose en un tratamiento definitivo en aquellos pacientes sin acceso al Trasplante hepático, procedimiento de alta complejidad, aún no presente en nuestro país.

· Quimioterapia
· Hormonoterapia
· Terapia Biológica
· Radioterapia
· Terapias complementarias
· Cuidados Paliativos y del Dolor

 

Procedimientos Percutáneos:

Drenaje  Biliar Percutáneo, Drenaje de Colección, Quimioembolización arterial intrahepática

 

ABORDAJE PERCUTÁNEO

Cirugía No Intervencionista

·Drenaje de Colecciones Abdominales

· Drenaje Biliar Externo e Interno

· Biopsia Hepática, Pulmonar, Mediastinal guiada por ecografia o Tomografia.

· Gastrostomia por via endoscopia y percutánea.

· Quimioembolización Arterial Intrahepática.

· Radiofrecuencia hepática por vía percutánea.

 

TRATAMENTO Paliativo de la CIRROSIS HEPÁTICA e HIPERTENSIÓN PORTAL y Complicaciones:

· Historia clínica y examen físico.
· Exámenes de Protocolo.
· Alfa-fetoproteína sérica y CEA sérico (Antígeno Carcinoembrionario).
·Radiografía de Tórax.
· Endoscopia Digestiva Alta y Baja
· TAC de abdomen total.
· Ultrasonido hepático doppler.
· Valoración Psicológica.
· Valoración Nutricional. 

Intervención quirúrgica

· Derivación No Selectiva Porto-Cava

· Derivación Selectiva Espleno-renal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Terapia complementaria 

El cáncer es una enfermedad compleja, que requiere de un abordaje integral, por lo que se hace necesario la participación no sólo del personal médico, sino de la familia y el entorno social del individuo. Es este sentido se conoce como terapia complementar al tratamiento convencional los siguiente: Apoyo Psicológico, Apoyo Nutricional, Apoyo Espiritual, Apoyo Familiar y emocional. También la homeoterapia, fisioterapia y Acupuntura así como el ejercicio físico  y actividades culturales contribuyen a mejorar el ambiente y actitud del paciente ante la enfermedad, con resultados positivos en su pronóstico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

enfermedades hepatobiliares y pancreáticas

 

 

 

 

TUMORES HEPATICOS BENIGNOS Y MALIGNOS:

Tumores Benignos:

Estas diferentes patologias, relativamente frecuentes, pocas veces se ha relacionado con malignidad, sin embargo debido al potencial riesgo de ruptura,  de malignización y por los síntomas, en tumores o quistes mayores de 4 cm, debe considerarse la resección como una alternativa de tratamiento.

 

Adenoma Hepático y Adenomatosis:

Mas frecuente en mujeres en edad fértil, asociado con el uso de anticonceptivos y esteroides. Suelen ser únicos y delimitados con pseudocápsula, pero en su interior no hay tabiques ni cicatrices, aunque puede contener focos hemorrágicos y necrosis. Aunque no existe riesgo de malignidad, suele indicarse la cirugía en tumores mayores de 4 cm por el riesgo de ruptura y hemorragia.

 

Enfermedad Hepática Poliquística:

Conocida como Enfermedad Poliquística del Adulto, asociada con la presencia de quistes renales, constituye una enfermedad hereditaria mas común a nivel renal y su frecuencia estimada es de 1:1,500 a 1:5.000 en la población general. Se hace clínicamente presente a partir de los 40 años, aunque puede presentarse en la infancia, y algunos sólo son reconocidos por medio de estudios de imagen. Existe una variación considerable en el tamaño, de lo cual depende el compromiso renal y las complicaciones como compresión biliar, dolor o incluso hipertensión portal con ascitis, por lo que la resección quirúrgica o derivación porto cava se considera como parte del tratamiento.

 

Hemangioma Hepático:
Se presenta entre 0.4 al 7.3% de los tumores hepáticos. Son considerados gigante cuando su tamaño supera los 4 cm. Son de capa única de células endoteliales. Suelen ser asintomático, de origen  congénito, mas frecuente en mujeres diagnosticándose durante el embarazo.

 

Hiperplasia Nodular Focal.

Con una frecuencia de 3-8% entre la población general. Su hallazgo suele ser casual, en mujeres en edad fértil con antecedentes de ingesta de anticonceptivos orales. Histológicamente se produce una reacción local asociada a anomalía vascular congénita. Suele ser únicos en 80 – 90%, con una subcapsula. Este tumor se ha asociado con la posibilidad de malignidad, por lo que se indica la resección una vez realizado el diagnóstico.

 

Metástasis hepática por Cáncer colorrectal

El cáncer colorectal actualmente es el tumor digestivo más frecuente, con importante aumento de la incidencia principalmente en el mundo occidental debido a hábitos alimenticios no saludables, la presencia de enfermedades colónicas inflamatorias y antecedentes familiares. Desafortunadamente la mitad de los pacientes con CCR desarrollarán metástasis al hígado, y sólo un tercio (30%) de ellos podrá ser sometido a la resección hepática en el momento del diagnóstico. Es de destacar que la hepatectomia en estos pacientes ofrece una excelente sobrevida, que en grandes centros supera el 50% a los 5 años. Aquellos pacientes que inicialmente no son candidatos a la cirugía, podría ser considerados después de haber completado la primera linea de tratamiento de quimioterapia.

 

Metástasis hepática por Cáncer Neuroendocrino

La hepatectomia se considera como terapia de elección en las metástasis de cáncer neuroendocrino (gastrinoma, vipoma, tumor carcinoide etc). En combinación con la quimioterapia de primera línea, la sobrevida de los pacientes alcanza el 75% a los 5 años.

 

Otras metástasis

En casos muy seleccionados, en pacientes con lesiones menores y con buena respuesta a la quimioterapia, la hepatectomia es considerada como una alternativa eficaz, como en metástasis por cáncer de seno y genitourinario.

 

TUMORES PANCREATICOS BENIGNOS:

 

Tumores Pancreáticos benignos

Quísticos: corresponden entre 10 a 15% de las neoplasias pancreáticas; se clasifican en Quiste, Pseudoquiste, Cistadenoma seroso, Tumor mucinoso papilar intraductal, Neoplasia quística mucinosa.

 

Quiste

Verdadero o de origen congénito, es infrecuente. Es uniloculado, de paredes finas, sin estructuras internas, sin conexión con el sistema ductal pancreático. Puede ser solitario o múltiple. Por lo síntomas compresivos y el riesgo de hemorragia se indica la cirugía, considerándose la resección parcial o derivación interna del quiste.

 

Pseudoquiste:

Masa quística generalmente con infiltración de los planos adiposos adyacentes entre las 4-6 semanas posterior al cuadro inflamatorio, y  también en la evolución de la pancreatitis crónica. Afecta el cuerpo y la cola en 85%, con comunicación con el conducto pancreático principal en 70%. La derivación del pseudoquiste hacia el intestino delgado suele ser la conducta cuando hay síntomas, el tamaño supera los 7 cm o hay riesgo de ruptura.

 

Cistoadenoma Seroso:

Más frecuente entre las mujeres, de la 6ta a 7ma décadas. Es un tumor benigno   patrón en panal de abeja o esponja, generalmente en la cabeza del páncreas. Está compuesto por quistes menores de 2,0cm, pero puede tener variación macroquística.

 

Tumor mucinoso papilar intraductal:

Este tumor tiene alto riesgo de malignidad. Se presenta como masa sólida o nódulo mural, suele comprometer el conducto pancreático principal.

 

Neoplasia quística mucinosa:

Mas frecuente en mujeres a partir de los 50 años. Se considera un tumor maligno de bajo grado, puede ser uni o multiloculado, compuesto por quistes  mayores de 2 cm. de paredes gruesas localizado casi siempre en la cabeza del páncreas. La calcificación es raro en este tumor.

 

Tumor Neuroendócrino:

Suele presentarse entre la 4ta a 6ta década, la mitad de ellos se considera maligno. Pueden observarse como una masa sólida e hipodensa, solitaria o múltiple, asociada a calcificaciones, áreas quísticas o de necrosis. En 85% de los casos el tumor es funcionante.

 

Linfoma y Metástasis

Las metástasis al páncreas suele llegar por vía hematógena, linfática o extensión directa, única en 78% de los casos, por su característica vascular se realiza el diagnóstico de la lesión primaria.

Linfoma primario es raro (2 a 5%), secundario más común por extensión directa de las adenopatias regionales. Puede ser una masa hipodensa o heterogénea, hipovascular, sin dilatación del conducto pancreático principal o de la vía biliar.

Web Hosting Companies